Usted está aquí

Resumen

Las arrugas profundas, temidas por muchas mujeres, son la manifestación de un cambio en la relación piel-músculo.

La flacidez de la piel

Con el tiempo disminuye la producción de colágeno y elastina, que le dan firmeza y elasticidad a la piel. A continuación, la piel tiende a soltarse. Este fenómeno se conoce como envejecimiento cutáneo.

La reducción de los músculos

Los músculos faciales se reducen y se retraen, haciendo que las arrugas de expresión se vuelvan permanentes.

La reducción de los músculos es particularmente visible en las zonas del rostro con más presencia de músculo. Esto es cómo forman las arrugas de expresión profundas como patas de gallo o las arrugas del entrecejo.

Factores externos

El sol y el tabaco provocan una importante producción de radicales libres, moléculas que atacan las células sanas en el cuerpo. Los radicales libres responsables del mal funcionamiento o la muerte de las células, actúan sobre todos los tipos de células, incluidas las células musculares. También son los responsables de la aparición de arrugas profundas.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida