Usted está aquí

Con la edad, los niveles de colágeno y elastina - dos proteínas que proporcionan resistencia y elasticidad a la piel - disminuyen. Esto provoca la aparición de arrugas y líneas de expresión en el contorno del ojo. Más fina que en el pasado, la piel debajo del ojo revela más vasos sanguíneos: las ojeras se instalan de forma permanente (enlace dossier ojeras). Sin contar las bolsas debidas a una microcirculación menos eficaz (enlace dossier bolsas). Para preservar esta zona extremadamente sensible, se recomienda utilizar productos específicos, sobre todo con Retinol y ácido hialurónico, dos ingredientes activos conocidos por sus propiedades anti-edad."

Dermatólogo