Usted está aquí

El cortisol es una hormona producida a partir del colesterol por las glándulas suprarrenales. Está implicada en el equilibrio de la glucosa en sangre y la liberación de azúcar a partir de las reservas corporales para satisfacer una demanda aumentada de energía, por ejemplo, durante una situación estresante.

El cortisol también tiene un impacto en la regulación del sueño, y, en consecuencia, en el proceso de regeneración celular. Está en su máximo entre las 6 y las 8 de la mañana, su secreción va disminuyendo hasta la noche.

Para saber más sobre el papel del cortisol en el envejecimiento cutáneo, puede consultar la sección sobre el estrés.