Usted está aquí

La elastina es una proteína que se utiliza en la formación de tejidos y órganos. Las moléculas de elastina permiten que el tejido conectivo sea más fuerte y más elástico. Con el tiempo, el cuerpo produce menos elastina provocando que la piel se haga más fina y esto acelera la aparición de arrugas.

Los radicales libres producidos por los rayos UV, al atacar las células, contribuyen a la disminución de producción de elastina.

Para saber más sobre este tema, puedes leer la sección sobre el sol y el envejecimiento cutáneo, y los consejos para protegerte de los efectos nocivos del sol.