Usted está aquí

Opinión de experto:

"El estrés acelera el envejecimiento cutáneo. De hecho, actúa sobre la piel de muchas maneras. Disminuye el flujo y la circulación de la sangre hacia la piel, aumenta el estrés oxidativo y la producción de radicales libres, reduce la cantidad y la calidad del colágeno... También estimula la producción de cortisol. Esta hormona del "estrés" genera una inflamación de todos los órganos, incluyendo la piel. Es la causa de la aparición de espinillas, arrugas y líneas de expresión y debilita la piel ".

Los efectos del estrés sobre la piel:

La piel esta repleta de terminaciones nerviosas muy finas y reacciona directamente a nuestras emociones y lo por lo tanto puede causar:

  • La aparición de espinillas,
  • La formación de arrugas y líneas de expresión prematuras,
  • La pérdida de hidratación de la piel,
  • La inflamación,
  • Una fragilidad incrementada.

Todos estos efectos dañinos del estrés marcan la piel de forma duradera y aceleran el envejecimiento cutáneo.

Las reacciones en cadena :

Durante periodos de estrés, tu organismo responde ordenándole a la sangre a concentrarse en tus órganos vitales. La piel no pertenece a estos órganos y no está tan bien nutrida por las células sanguíneas, responsables normalmente en dotarla de nutrientes y oxígeno necesarios para su buen funcionamiento y su regeneración.

Por otra parte, aumenta la producción de radicales libres, moléculas que atacan las células sanas cuando están en exceso. Estas atacan a los fibroblastos, que producen mucho menos colágeno: la piel pierde firmeza.

Finalmente, la hormona del estrés, el cortisol, provoca inflamaciones de la piel que se manifiestan con enrojecimiento.