Usted está aquí

La melanina es un pigmento oscuro producido por células llamadas melanocitos.

Se encuentran en la piel, el pelo y las membranas del ojo. Su función es proteger la piel frente a la radiación ultravioleta del sol, que acelera el envejecimiento cutáneo y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

La herencia y la estimulación hormonal de los melanocitos determinan la cantidad de melanina presente en un individuo.

Para obtener más información, consulta la sección sobre los efectos del sol sobre la producción de la melanina de la piel y manchas solares.