Usted está aquí

Los ácidos grasos poliinsaturados desempeñan un papel en la estructura del sistema nervioso, los ácidos omega-3 son esenciales porque el cuerpo no puede sintetizarlos. Así que es importante proporcionárselos a través de los alimentos. Los alimentos que contienen ácidos omega-3 son principalmente pescados grasos (atún, caballa, sardinas, arenques...), y también la colza, soja, semillas de lino y aceites de nuez.

Para obtener más información, visita la sección sobre la nutrición y sus efectos sobre la piel.