Usted está aquí

El peeling es una técnica en la dermatología estética para regenerar la piel del rostro utilizando un proceso químico de destrucción de las capas superficiales de la piel.

Las sustancias utilizadas para lograr la exfoliación determinan el tipo de peeling, que puede ser superficial, medio o profundo. Este proceso ayuda a reducir el aspecto de las marcas de acné o reducir la aparición de signos de envejecimiento como las líneas de expresión.

Para obtener más información acerca de este tratamiento, consulta la sección sobre peelings.