Usted está aquí

Resumen

Para obtener los mejores resultados del peeling, es recomendable evitar la exposición a los rayos ultravioleta de 2 a 4 semanas antes del peeling, y adelantarse con la aplicación de una crema calmante que contenga filtros UV unos días antes del tratamiento para ayudar a preparar la piel calmándola y reduciendo al mínimo el riesgo de hiperpigmentación.

La Sesión de Peeling

El número de sesiones varía en función del tipo de peeling elegido. Los peelings profundos, por ejemplo, son poco frecuentes y se proponen sólo una vez en la vida. Los peelings superficiales requieren entre 2 y 5 sesiones con un intervalo de 15 o 20 días. Se pueden hacer de una a dos veces al año.

Durante la sesión, el dermatólogo o médico estético limpia la piel y luego aplica una solución preparatoria antes de pasar el ácido con un pincel o algodón.

Cuidar la piel después del peeling

Después de una sesión de peeling, es esencial seguir las recomendaciones de tu médico estético, que incluirán la limpieza de tu piel con un producto suave y la aplicación de una crema cicatrizante dos a tres veces al día o más si sientes la necesidad, hasta que el periodo de descamación haya pasado. Una vez que tu piel esté reparada, puedes reanudar la aplicación de una crema anti-edad para aumentar los efectos del peeling.

En todos los casos, la protección solar es obligatoria entre 1 y 3 meses después de la sesión.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida