Usted está aquí

Resumen

Las pieles muy secas se ven afectadas sobre todo por problemas de descamación , inflamación, lesión o infección, y hay que anticiparse.

En primer lugar, evitar la exposición a los factores agravantes, como:

  • El sol
  • El frio
  • El viento
  • El jabón
  • El agua con cal o cloro
  • Lociones con alcohol
  • Ciertos medicamentos

Procede por etapas, desmaquillándote y lavándote con suavidad y luego aplica productos que preservan la hidratación y nutren las capas superficiales de la epidermis.

Limpia sin dañar la piel

Desmaquillarse y limpiar es esencial, incluso para la piel muy seca frágil y sensible. Permite eliminar las impurezas que se acumulan, el sebo, el sudor, las bacterias y las células muertas, y se debe hacer con los productos adaptados que ayudarán a la película protectora de la piel a reconstruirse.

Si tu piel es muy seca, opta por:

  • Agua micelar
  • Leches desmaquillantes
  • Las lociones sin alcohol

Nutrir la piel para restaurar la película hidrolipídica

Una vez que la piel esté limpia, hay que nutrirla para calmar la irritación y permitir que recupere su flexibilidad. No sólo hay que hidratar la capa superficial de la epidermis, sino también proporcionar nutrientes para ayudar a restaurar su película protectora: la película hidro-lipídica.

Hay muchos productos que se ajustan perfectamente a las necesidades de las pieles muy secas. Elije el más adecuado para la edad de tu piel.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida