Usted está aquí

Debido a que está cubierta con terminaciones nerviosas muy finas, la piel reacciona directamente a nuestras emociones. En periodos de estrés, se vuelve más irritable y nos pica. A largo plazo el estrés también marca nuestro rostro: aparecen líneas de expresión y arrugas, la piel está deshidratada, más fina y menos flexible. La buena noticia es que estar más zen, consigue que estemos más guapas. Buena propuesta, ¿no?

"El estrés acelera el envejecimiento cutáneo. De hecho, actúa sobre la piel de muchas maneras. Disminuye el flujo sanguíneo y los aportes a la piel, aumenta el estrés oxidativo y la producción de radicales libres, reduce la cantidad y la calidad del colágeno... También estimula la producción de cortisol. Esta hormona del "estrés" genera una inflamación de todos los órganos, incluyendo la piel. Es la causa de la aparición de espinillas, arrugas y líneas de expresión y debilita la piel". Médico estético.

Consejos para combatir el estrés

El estrés afecta en muchos niveles al organismo, incluyendo la piel. Puede causar:

La aparición de espinillas,
La formación de arrugas y líneas de expresión prematuras,
La pérdida de hidratación de l...

El cuidado de la piel estresada

A pesar de todas las medidas y las precauciones que tomamos, es por desgracia difícil deshacerse del estrés. La piel cansada necesita una atención especial.
Recuerda hidratar tu piel
Tu piel estresada...

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida