Usted está aquí

Resumen

Las bolsas bajo los ojos no aparecen de la noche a la mañana, todo lo contrario: los procesos que las forman son largos.

Prevenir la formación de bolsas de ojos

El momento de aparición de las bolsas depende de varios factores, la herencia es sin duda el más determinante. Esto es en realidad bastante lógico si tenemos en cuenta que los genes heredados de los padres controlan el proceso de envejecimiento natural, la flacidez de la piel o la resistencia a la gravedad de cada uno.

La fatiga, el estrés, el consumo de tabaco o la exposición prolongada al sol y sin protección aceleran significativamente este envejecimiento programado. El estilo de vida es importante para retrasar la aparición de bolsas, aunque no siempre previene su formación. Además, una vez instaladas las bolsas, es muy difícil deshacerse de ellas.

Productos anti-bolsas de los ojos

Aplicar regularmente productos adaptados reducirá significativamente el hinchazón de los párpados, gracias a la composición particular de estos productos y también gracias al drenaje que consigue el masaje de esta parte del rostro.

Por último, la cirugía, la blefaroplastia, es otra opción. Esta operación bajo anestesia local consiste en eliminar el exceso de grasa acumulada. Los resultados, que están entre los más duraderos de todas cirugías estéticas, se aprecian entre los 3 a 6 meses después de la cirugía.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida