Usted está aquí

Resumen

Las pieles secas y muy secas tienden a envejecer más rápido que las pieles grasas o mixtas. Las arrugas, en particular, surgirán más rápido y en mayor número. Sin embargo, la flacidez es menos evidente en la piel muy seca que en la piel grasa, por ejemplo.

Se debilita la protección de la piel

La epidermis puede proteger la piel gracias a una buena hidratación. Sin embargo, con el tiempo, esta capacidad de la epidermis para retener las moléculas de agua tiende a debilitarse. Para las pieles muy secas que ya sufren de una debilidad en este nivel, las consecuencias del envejecimiento son aún más importantes. En las mujeres, la disminución en los niveles de estrógeno después de la menopausia afina la piel y por lo tanto su sequedad. Menos hidratada, la piel se marca con mayor facilidad. Las arrugas aparecen y se cavan.

Para evitar la acción del tiempo, y por lo tanto la aparición de arrugas, se tiene que prestar una especial atención y utilizar productos nutritivos diarios para pieles muy secas.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida