Usted está aquí

Resumen

La dermis es un verdadero apoyo para la epidermis, a la que está unida por una unión dermo-epidérmica. Participa en:

  • La alimentación de las células cutáneas,
  • La eliminación de deshechos,
  • La regulación de la circulación sanguínea.

La dermis es a la vez una capa de resistencia y un centro de alimentación.

El elemento fuerte de la piel

La dermis es cuatro veces más gruesa que la epidermis. Es una capa resistente de la piel y contiene elastina y colágeno, proteínas que le dan a la piel su flexibilidad y elasticidad.

La dermis está relacionada con un gran número de elementos anexos de la piel:

  • Los pelos que protegen la piel
  • Las glándulas sudoríparas que producen el sudor
  • Las glándulas sebáceas que producen sebo
  • Los vasos sanguíneos que nutren los tejidos

Un papel nutricional

Los nutrientes que circulan en el organismo a través de la sangre, salen de los vasos sanguíneos y atraviesan la capa dermo-epidérmica para llegar a las células de la epidermis.

La dermis y el envejecimiento

Cuando el proceso de envejecimiento de la piel se pone en marcha, muchas células de la dermis se ven afectadas. Este es el caso de las glándulas sebáceas o de las células productoras de colágeno y elastina, cuya producción se reduce.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida