Usted está aquí

Resumen

Las sesiones de láser no requieren preparación obligatoria antes de las sesiones. Sin embargo, algunos dermatólogos recomiendan protegerse con crema solar durante las dos semanas antes del tratamiento para dar descanso a las células que producen melanina y evitar la hiperpigmentación post-tratamiento.

El desarrollo de las sesiones

Las sesiones duran desde unos pocos minutos hasta una hora, dependiendo de la zona a tratar. Una anestesia local o a veces general es necesaria según el tipo de láser. Este tratamiento puede ser doloroso.

Después de la sesión de láser

Los tratamientos de láser convencional CO2 son especialmente pesados, por lo que son cada vez menos utilizados. No sólo requieren anestesia general, pero a menudo causan un paro laboral de unos pocos días. La cicatrización del conjunto del rostro dura al menos dos semanas y el enrojecimiento puede persistir de 2 a 3 meses. La exposición al sol está prohibida durante casi 6 meses.

Para los láseres fraccionados de CO2, se recomienda el aislamiento de 5 a 7 días. El dermatólogo o médico estético recomendará la aplicación de una crema cicatrizante:

  • Con textura rica al principio para quitar las costras que pueden aparecer en ocasiones (en función del tipo de láser elegido)
  • Más ligera desde la desaparición de las costras y durante todo el tiempo dure el enrojecimiento

Para otros láseres fraccionados y la luz pulsada, no es necesario aislarse porque sólo habrá un poco de enrojecimiento. Se alivia mediante la aplicación de una crema cicatrizante con una textura ligera, recomendada por el dermatólogo o médico estético.

Por último, en caso de tratamiento de la rosácea y otras imperfecciones, el médico estético también puede recomendar una crema cicatrizante calmante aplicada durante 2-3 días para ayudar a aliviar la piel y reducir la inflamación y el enrojecimiento.

Es esencial seguir el consejo de tu dermatólogo o médico estético en estos pasos.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida