Usted está aquí

Resumen

Las arrugas llamadas "patas de gallo" son arrugas de expresión. Aparecen debido al músculo subyacente, que se llama orbicularis oculi. El orbicularis oculi forma una elipse alrededor del ojo. Nos permite cerrar los párpados o entrecerrar los ojos frente a una luz brillante.

Sin embargo, las sucesivas y repetidas contracciones y relajaciones de los músculos no son las únicas responsables de la formación de las patas de gallo. La pérdida de elasticidad de la piel, así como los factores ambientales como el sol o el tabaco acentúan el fenómeno.

Una arruga precoz

La arruga de pata de gallo pueden aparecer muy pronto: es una señal precoz del envejecimiento cutáneo. Para retrasar su aparición o atenuar su aspecto, al igual que para todas las demás arrugas, es aconsejable adoptar una dieta equilibrada rica en frutas, verduras y pescado, limitar la exposición al sol, practicar deporte con regularidad e hidratar correctamente la piel desde una edad temprana con un producto adaptado.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida