Usted está aquí

Resumen

El oxígeno es esencial para el funcionamiento del organismo: es lo que permite al cuerpo producir energía. A lo largo de este proceso se liberan elementos conocidos como radicales libres. El problema es que cuando se producen en exceso, estas moléculas fomentan activamente en el envejecimiento de las células del cuerpo y sobre todo de la piel.

La oxigenación, un proceso de doble filo

Los radicales libres son útiles para el organismo: participan particularmente en el buen funcionamiento del sistema inmunológico y regulan la actividad de ciertos genes. Sin embargo, cuando se producen en exceso, por ejemplo debido al estrés, una dieta desequilibrada o a la exposición al sol sin protección, también pueden atacar a moléculas como las proteínas y los lípidos, o incluso al ADN. Resultado: las células ya no funcionan adecuadamente y los tejidos envejecen prematuramente. Los efectos de los radicales libres son más visibles en la piel.

Factores agravantes

Hay un gran número de elementos en el medio ambiente que favorecen el aumento de la producción de radicales libres en el organismo:

Así que ahora tienes una razón más para reducir el consumo de alcohol, dejar de fumar, comer alimentos orgánicos, mantener la calma y protegersete del sol para así ¡mantener la piel joven y bonita por más tiempo!

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida