Usted está aquí

Resumen

El término láser es un acrónimo de Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation (Amplificación de la luz por emisión estimulada de radiación).

Concretamente, es un haz de luz que se envía a objetivos tales como:

  • El agua de las células,
  • La melanina, pigmento que protege la piel contra los rayos del sol,
  • La hemoglobina, una de las principales moléculas de sangre.

La energía del láser permite modificar la estructura del objetivo al calentarlo, coagularlo o destruirlo. El organismo responde regenerándose: algunas células se renuevan, y luego producen más colágeno y fibroblastos, moléculas que proporcionan firmeza y elasticidad a la piel.

Si deseas utilizar esta técnica, tu dermatólogo o médico estético te explicará qué tipo de láser utilizará en función de tus expectativas. Aquí están algunas explicaciones para ayudarte a entender más fácilmente sus recomendaciones.

Los diferentes tipos de láser facial

Láser convencional

El láser convencional o resurfacing laser toca toda la piel de la zona a tratar en una sola sesión. Funciona en muchos niveles quemando la epidermis superficialmente y calentando la dermis, esto supone la producción de colágeno, molécula responsable de la firmeza de la piel.

Los láseres convencionales utilizados son CO2 y Erbium.

Láser fraccionado

El láser fraccionado, como su nombre indica, divide su acción: no toca todas las zonas a tratar, sino que dejan intervalos de piel entre sus objetivos, lo que limita el riesgo de complicaciones y permite una cicatrización más rápida.

Los láseres fraccionados se dividen en dos categorías:

  • Láseres no ablativos, que no tocan la capa superficial de la epidermis. Más bien actúan en profundidad calentando y provocando una estimulación de la producción de colágeno.
  • Láseres ablativos, que combinan la eliminación de la superficie de la epidermis y el calentamiento de la dermis.

Hoy en día hay láseres de CO2 y Erbio con acción fraccionada.

Láser de luz pulsada

Estos láseres estimulan la producción de colágeno y elastina, dos moléculas que aseguren la firmeza y elasticidad de la piel.

Permiten el remodelado cutáneo y eliminan las manchas de edad

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida