Usted está aquí

Resumen

Con el tiempo, la piel pierde firmeza, tono y elasticidad y da una impresión general de flacidez facial.

Zonas afectadas por la flacidez facial

El proceso de la flacidez de la piel es lento y profundo: se inicia alrededor de los 30 años y su impacto en los volúmenes del rostro son visibles desde los cuarenta. La pérdida de tonicidad de la piel es particularmente evidente en los párpados, el contorno del rostro (mejillas, zona naso-geniana) y en el escote.

Las distensiones físicas

La flacidez no es sólo una traducción del envejecimiento cutáneo. También puede ser el resultado de demasiada tensión en la piel, por ejemplo, con la pérdida o aumento de peso demasiado rápido y / o frecuente. La piel, que se estira muy bruscamente o demasiado a menudo, pierde su capacidad elástica.

Las pérdidas de volúmenes asociadas

Con el tiempo, no sólo se suelta la piel, se "atrofia" también: pierde volumen. Este fenómeno, que también afecta el tejido adiposo, muscular y óseo, contribuye a la flacidez facial. Al final toda la estructura del rostro cambia.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida