Usted está aquí

Resumen

Se dice que una piel es grasa cuando:

  • Tiene un aspecto brillante y graso
  • Tiene poros más bien dilatados
  • Tiene una textura irregular
  • Es espesa
  • Es propensa a los puntos negros

En realidad, pocas personas tienen una piel grasa, es decir, una piel brillante en todo el rostro. La "nariz que brilla" es más bien característico de gente con la piel mixta en la que sólo la zona "T" (frente, nariz y barbilla) se ve afectada.

Los mecanismos involucrados

La piel se protege con un película hidrolipídica compuesta por sebo y transpiración. El sebo producido por las glándulas sebáceas de la piel, es un escudo real contra las agresiones externas. A veces segrega en exceso cuando las glándulas sebáceas son más grandes y más numerosas de lo normal. Esto se llama la hipersecreción sebácea, o piel con tendencia grasa. Ahora se entiende por qué las personas con piel grasa son también las que sufren de cabello graso: de nuevo, son las glándulas sebáceas las que son responsables de la producción de exceso de sebo...

Factores agravantes en las pieles grasas

Obviamente, no eres responsable del tamaño y número de tus glándulas sebáceas. Tampoco lo eres de los cambios hormonales que ocurren dentro de ti durante el embarazo o la menopausia, por ejemplo. Sin embargo, la buena noticia, se puede luchar contra ciertos factores externos que intensifican el aspecto de la piel grasa como:

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida