Usted está aquí

Resumen

Una ojera es una modificación del color de la piel o del relieve del rostro debajo de los ojos, en la zona situada entre el párpado inferior y la parte superior del pómulo. Cuando se instala una ojera, la piel se vuelve opaca y oscura, de un color que varía según las personas (las ojeras negras, moradas...). En algunos casos, la estructura facial se transforma y la parte que está debajo de los ojos se hunde.

En general, las ojeras le dan al rostro un aspecto cansado y envejecido.

¿Una situación transitoria o permanente?

No todos somos iguales ante la aparición de ojeras. Algunos reaccionan más o menos rápidamente y durante mucho tiempo a los factores responsables para el oscurecimiento de la piel debajo de los ojos. Las ojeras pueden aparecer y desaparecer en cuestión de días o establecerse permanentemente. Su persistencia depende de las causas de su aparición y el perfil hereditario de cada uno, pero lo cierto es que con la edad tienden a marcar la cara durante más tiempo.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida