Usted está aquí

Resumen

Las inyecciones de ácido hialurónico no se ponen sin precaución. Para obtener los mejores resultados y prevenir los efectos secundarios, hay que seguir algunas pautas.

Preparar la piel antes del tratamiento

Antes de la inyección de ácido hialurónico, a menudo se recomienda:

  • Evitar la exposición al sol y no beber alcohol el día antes o el día de las inyecciones.
  • No tomar aspirina tres días antes para evitar la aparición de hematomas

Por otra parte, el uso de una crema con Retinol es posible en las dos semanas antes de las inyecciones, el objetivo es reducir la secreción de sebo y cerrar los poros de la piel para garantizar la adhesión del ácido hialurónico durante las inyecciones.

Una hora antes de la sesión es aconsejable limpiar la piel con un producto suave para evitar cualquier irritación.

Las inyecciones de ácido hialurónico no son dolorosas y no requieren anestesia. Si eres muy sensible, el médico puede ofrecerte anestesia local con inyecciones de anestesia local o una crema anestésica.

Reparar la piel después del tratamiento

Una vez realizadas las inyecciones, la hinchazón y el enrojecimiento puede persistir durante algunas horas, dependiendo del producto utilizado y de la sensibilidad de la piel. Por lo general se quedan en malos recuerdos después de uno a tres días como máximo. Sin embargo, en caso de edema en los labios, puede persistir durante un poco más de tiempo, hasta una semana.

Si tienes ganas de ir a correr unos 100 metros a la salida del tratamiento, recuerda que no se recomienda la práctica de actividad física intensiva ¡hasta pasadas 2 horas! Masajea las zonas tratadas con una crema calmante en 48 horas siguientes con el fin de favorecer la penetración del producto y calmar la piel: ¡esto es recomendado por los dermatólogos y médicos estéticos!

Finalmente, durante los días siguientes a las inyecciones, se aconseja evitar el consumo de alcohol, tomar aspirinas y anti-inflamatorios, la exposición de las zonas tratados a los rayos ultravioletas (tanto dentro como fuera) y la sauna o baño de vapor.

En todos los casos, sigue las recomendaciones de tu dermatólogo o médico estético, que te guiará a través de las diferentes etapas de estos tratamientos.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida