Usted está aquí

Resumen

Aunque no hay categorías o tipos de bolsas en un sentido estricto, es posible clasificarlas de acuerdo con los mecanismos implicados en su formación, lo que permite establecer un diagnóstico y encontrar la respuesta adaptada para aquellos que deseen atenuarlas.

Bolsas al despertar

Durante la noche, la linfa, que es responsable del transporte de los desechos de la sangre, puede acumularse en el párpado inferior. Esto provoca una hinchazón pasajero al despertar, que a veces nos da ese aire de cansado. Este hinchazón generalmente desaparece a lo largo de la mañana, pero a veces las bolsas persisten más tiempo, especialmente en las personas que sufren de trastornos circulatorios.

Hernia Perenne

El ojo está situado en una cavidad, llamada órbita, en la que hay una capa de grasa para facilitar la movilidad del ojo. Con el tiempo y el efecto combinado de la gravedad y la flacidez de los tejidos, esta grasa a veces se desliza hacia el párpado inferior. La piel se distiende y se hincha, formando una bolsa que se instala de forma permanente.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida