Usted está aquí

Resumen

¿Cuáles son los diferentes tipos de marcas solares?

La primera marca debida al sol es bien conocida: es el bronceado que aparece a través de la producción de melanina, un pigmento que protege el ADN de las células cutáneas contra las agresiones de los rayos ultravioleta. La rapidez y la intensidad con la que te bronceas y la duración de tu bronceado dependen del color de tu piel.

Durante o después de una exposición prolongada y no protegida al sol, algunas personas pueden tener un eritema solar, también conocido como quemadura solar. Es una quemadura de la piel a causa de los rayos ultravioletas. La piel se pone roja y dolorosa: se vuelve tirante y pica. A veces aparecen ampollas. Después de unos días, el enrojecimiento desaparece y la epidermis comienza a pelarse.

Las manchas relacionadas con los efectos del sol a medio y largo plazo

La piel recuerda todas las duraciones de la exposición al sol: la playa, terrazas, jardín, etc.

A medio plazo, la piel se engrosa para defenderse: aumenta el estrato córneo (la capa más externa de la epidermis) para formar una barrera "física" a los rayos ultravioleta. Pero el sol provoca, a pesar de esta reacción de defensa, un número de lesiones en las células, tejidos y vasos sanguíneos. Aparecen marcas como:

  • Pecas
  • Nevus o lunares
  • Manchas solares o lentigos

El sol también está directamente involucrado en la aceleración del envejecimiento cutáneo. Sus rayos ultravioleta debilitan las células de la piel que se cansan más rápido y provocan la aparición de líneas de expresión y arrugas prematuras.

Por último, es el responsable de la evolución de las manchas solares cuando las manchas solares se vuelven lesiones cancerosas y cánceres.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida