Usted está aquí

Resumen

Hay varias razones por las que tu piel puede deshidratarse:

La piel seca "dañada"

Cualquier persona puede verse afectada en un momento u otro por una sensación de piel seca. La piel es un órgano frágil que protege el organismo contra las agresiones del exterior. Hace su papel gracias a un equilibrio celular delicado, pero este equilibrio puede cambiar en caso de agresión fuerte: el clima demasiado seco o demasiado frío, la exposición al sol excesiva o el contacto con un producto peligroso o inadecuado. Debilitada, la barrera cutánea ya no es capaz de mantener un nivel de hidratación suficiente.

Tipo "piel seca"

Las pieles secas son más frágiles que otras porque no pueden mantener una hidratación adecuada en las condiciones de vida "normales" por falta de ácidos grasos y agua. Son muy sensibles y necesitan ser nutridas todos los días.

La piel que se ha vuelto seca al cabo de los años

El proceso de envejecimiento cutáneo es más o menos pronunciado dependiendo del tipo de piel. Sin embargo, esto afecta a todo el mundo porque con el tiempo, la piel produce menos sebo y ácido hialurónico. Entonces está menos protegida de las agresiones externas, menos flexible y menos hidratada. Las arrugas se forman mucho más fácilmente.

Hay que recordar: la piel merece una atención creciente a medida que envejece el organismo.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida