Usted está aquí

Resumen

La dermoabrasión se considera como un tratamiento de superficie. Esta técnica es sólo para la epidermis, que se elimina parcial o totalmente. Se puede combinar con otras técnicas anti-edad como:

Para las que buscan alternativas a la dermoabrasión, son posibles otras soluciones, tales como peelings y láseres.

Los peelings

Estas son técnicas abrasivas químicas que atenúan los signos de edad como las líneas de expresión, las arrugas y manchas oscuras. Le dan una verdadera luminosidad al tono (enlace a dossier tono), alisando y reafirmando la piel.

Esta técnica exfolia e incluso quema las capas superiores de la epidermis. Para ello, utiliza diferentes tipos de ácidos, naturales o no, con concentraciones variables. Los resultados, en particular en las arrugas, dependen de la profundidad alcanzada y del tipo de ácido utilizado.

Los Láseres

Son técnicas abrasivas térmicas que permiten corregir las arrugas y líneas de expresión, y eliminar las manchas y otras imperfecciones.

Hay varios tipos de láser que no funcionan exactamente de la misma manera ni al mismo nivel de profundidad. El dermatólogo elegirá el láser adaptado a los resultados deseados.

Si tienes preguntas sobre la elección del método más adaptado, consulta a tu dermatólogo o médico estético que será tu mejor guía.

Descubre también:

Para ir más allá

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida