Usted está aquí

Resumen

Las inyecciones de toxina botulínica no son las únicas soluciones para el tratamiento de las arrugas. Otras opciones son posibles.

Las Inyecciones

Es posible elegir las inyecciones con productos que no son Toxina Botulínica como:

  • Los productos de relleno compuestos con ácido hialurónico. Como su nombre indica "rellenan el espacio" para restaurar el volumen.
  • La reinyección de grasa, que consiste en un injerto de las células producidas por tu cuerpo.

Dermoabrasión, lifting, láser y mesoterapia facial

Existen otras técnicas distintas a las inyecciones para el tratamiento de las arrugas de expresión.

La dermoabrasión es el uso de una rueda o un papel de lija muy fino para alisar la piel y borrar las imperfecciones.

El lifting es un tratamiento quirúrgico que permite tensar la piel de la cara.

El láser abrasa las capas superficiales de la piel calentándolas para alisar la piel y reducir los efectos del paso del tiempo.

La mesoterapia facial consiste en inyectar una mezcla de vitaminas, minerales y vasodilatadores para rellenar la piel.

Frotox, el último en salir

La familia de tratamientos estéticos para la corrección de las arrugas aumenta. El Frotox ya se utiliza en los Estados Unidos para atenuar las arrugas de la frente, y ya está en Europa.

Esta técnica tiene los mismos objetivos que las inyecciones de toxina botulínica. Consiste en hacer penetrar en la piel de la frente tres pequeñas agujas congeladas a -80ºC. El nervio congelado tardará varios meses en recalentarse. Durante este período, los músculos ya no responden, lo que disminuye las arrugas de expresión.

La elección del método adaptado a tus necesidades se debe discutir con un dermatólogo o un médico estético.

Descubre también:

 
Adopta un nuevo estilo de vida

Adopta un nuevo estilo de vida